¿Necesito un Wedding Planner?


En muchas ocasiones, cuando nos preguntan ¿a qué te dedicas exactamente? y respondemos, tenemos una empresa de Wedding & Events planner, la gente se queda en modo “what”? con cara de no entender absolutamente nada. Realmente es más sencillo, básicamente nos encargamos de organizar y coordinar una boda y/o evento.

Siempre hemos tenido la idea de que esta figura es puramente cinematográfica de películas de antena 3 los domingos a las 4 de la tarde, pero en realidad las estadísticas hablan solas ya que cada vez más personas cuentan con los servicios de Wedding planner.

De hecho, en EEUU, de donde viene esta figura, cerca del 80% de las bodas, es decir, 8 de cada 10 bodas, se celebra con la contratación de un Wedding Planner. Esto tiene innumerables ventajas por lo cual se está extendiendo en España cada vez más y la mayoría de novios cuentan con nuestros servicios.

Pero realmente ¿Sabemos qué hace un Wedding planner?

A grandes rasgos lo que hacemos es preparar, organizar, diseñar y coordinar una boda o evento de principio a fin. Esto lleva un trabajo inmenso, de media entre 250h y 400h para para preparar un solo enlace.

No solo se trata de contratar proveedores, sino de manejar un presupuesto y ceñirte a el para sacar el máximo partido para los clientes. Eso lleva una labor de negociación con proveedores muy alta debido a que si esa fase está bien realizada tus clientes podrán tener más y mejores servicios en su boda.

Interculinarium Ibiza

Una boda tiene decenas de profesionales con los que tratar y cientos de cuestiones, ¿cuál es el mejor fotógrafo? ¿podemos contratar un videógrafo? ¿El dj entra en la ceremonia? ¿Qué tipo de invitaciones quiero? ¿Puedo casarme en la playa? ¿Cómo transporto a los invitados? ¿Qué tipo de vehículo lleva a la novia? ¿Qué espectáculo contrato para los invitados? ¿Fotomatón? ¿Mago? ¿Contorsionistas? ¿Regalos para las damas de honor? ¡Estresa solo de leerlo!

Un Wedding planner tiene que ser parte de la vida de los novios durante los meses anteriores a la boda, para conocerlos a fondo, saber sus gustos, sus inquietudes, sus deseos, su personalidad, conocer a su familia, amigos, detalles, etc.…y así poder plasmar todas esas sensaciones el día B.

Foto: Victoria Carlson

El día B, es el día del evento, el día de la boda, donde no puede haber fallos y en caso de que hubiera imprevistos tener un plan alternativo. En esta fase se ve si la organización previa ha sido buena, y así poder coordinar todo a la perfección. El timing es la línea de tiempo que hay que seguir, marcando los momentos clave y todo debe girar alrededor a el. Es como una película, inicio, desenlace y fin. La elaboración del timing es uno de los aspectos más importantes en la preparación de un evento.

¿Para qué contratar un Wedding Planner?

Fácil, la carga de trabajo, estrés y quebraderos de cabeza que quita a los novios es espectacular. Cuando organizas tu propia boda llega un momento de saturación altísimo que hace que pierdas ilusión por lo realmente importa y para eso está un Wedding planner o un Event planner, para que solo disfrutes del evento.

Es una profesión 360 ya que tienes que estar preparado para gestionar todo tipo de asuntos; contables y administrativos, ya que gestionas un gran presupuesto; legales, ya que estás presente en varias relaciones contractuales con proveedores; tienes que ceñirte al protocolo; responder al estilismo y la decoración; y sobre todo saber tratar con tus clientes, tus novios.

Es una profesión “todoterreno” y en constante evolución y originalidad por eso en Promise Wedding & Events tenemos un equipo joven, creativo y exigente que hará que además de cuidar el detalle, tu evento sea la caña y no lo olvide nadie.

Comparte:

Deja un comentario

Cerrar menú