NOVIO vs NOVIA Y BODA

¿Cuántas veces escuchamos que siempre son las novias las que se ocupan de todos los detalles para la boda? O al menos, de la mayoría de ellos. Igual que también dicen que la gran protagonista de la boda es siempre es ella. Y si, es que todos esperamos con expectación para ver la entrada de la novia, pero, cuando entra la novia, yo miro siempre la cara del novio.

El novio muchas veces parece ser olvidado. Aunque también es cierto que quizás, años atrás, todos los preparativos iban de mano de la novia y los hombres siempre puede ser que hayan sido mas “dejados” o, por llamarlo de otra manera, delegaban más en ellas.

Por fin esto está cambiando y hay muchísimos más novios implicados en los preparativos. Y no creo que ya solo sea por cuestión de la generación en la que estamos y que los tiempos van cambiando, sino, en que ahora, bajo mi punto de vista las parejas se casan por ilusión y no porque “es lo que toca ahora”.

Foto: Dani Nuda

El día de la boda es tan importante para el novio como para la novia. Ambos son los protagonistas de ese día; su día. Y es que ellos también han elegido su traje con ganas de que su futura mujer lo vea radiante. “¿Qué color me sienta mejor?”, “¿llevo chaleco o no?”, “¿estos zapatos favorecen con el traje?”, “lo que si se seguro es que llevaré un calcetín de cada color”. Ellos también buscan esos detalles que marquen la diferencia. Buscan la simbología de cualquier cosa que sea de ambos para trasportarla a ese día. Están nerviosos, ilusionados.

Vamos dejando un poco la tradición de lado y amoldando un acontecimiento tan bonito e importante a nuestro gusto y semejanza ya que somos los novios los que nos casamos y los que tenemos que decidir como queremos que sea ese día tanto como los preparativos, ya que será un recuerdo para toda la vida.

Hablando de tradiciones… pídele la mano a tu novio. No esperes a que o haga él. Sorpréndelo y sé tú la que le digas a él: “¿Quieres casarte conmigo?”. Os puedo asegurar que darán saltos de alegría como un niño pequeño cuando llega a la feria.

No nos olvidemos de los novios. Sin ellos no habría boda.

Foto: Dani Nuda

Y tú, ¿le pedirías matrimonio a tu novio?

Comparte:

Deja un comentario

Cerrar menú